es

Adrenaline's Blog

Estas 6 señales indican que tu relación sí funcionará




Después de la tormenta siempre viene la calma entre ustedes

 

Disfrutan de la compañía mutua, se entienden, se ríen todo el tiempo y la vida sexual no es problema, sin embargo, ¿es todo esto suficiente?

 

Saberlo es complicado. Debo admitir que lucho por descubrir qué es lo realmente correcto en una relación sana que ha durado tanto tiempo. Aunque tengo el ejemplo de mis padres, que se amaron a pesar de sus problemas, creo que las personalidades hacen que las experiencias sean distintas. Mis abuelos igual, siempre he admirado ese amor que ha sobrevivido a contratiempos y se ha mantenido a lo largo de los años (y es posible sentirlo). Y mi relación. He amado por tantos años a la misma persona, pero aún así me pregunto si lo estoy haciendo bien, pues, en realidad, quiero que todo sea siempre mejor.

 

¿Cómo podemos saber si esta relación es de verdad y que no fracasará en el tiempo?

¿Cuál es la probabilidad de que tú, entre tantas personas, puedas encontrar éxito y felicidad en el amor? ¿Serías siquiera capaz de reconocer el éxito y el amor si fueras lo suficientemente afortunada como para encontrarlos? Nadie sabe si te estás engañando a ti misma o si en realidad te ganaste el premio mayor.

 

Yo estoy lejos de ser una experta en el tema, pero luego de pasar más de cinco años con quien de verdad creo que es mi alma gemela he descubierto que hay un par de cosas que se pueden hacer para que el amor funcione y perdure en el tiempo.

 




1. Pelean responsablemente

 

Las parejas pelean. Todas lo hacen, o al menos siempre están en desacuerdo con algo. Debo ser sincera: detesto pelear, me vuelve loca, no puedo lidiar con que alguien esté molesto conmigo, y siempre trato de arreglar las cosas. Pero debo entender que si es que paso suficiente tiempo con cualquier persona, especialmente alguien con quien tienes intimidad física y emocional, y con quien debes tomar una serie de decisiones importantes; vas a pelear. Y así es.

 

A veces uno de los dos estará cansado, a veces uno de los dos está tratando de comunicar dolor. A veces tan sólo quieres tener la razón. Las discusiones en sí no son el problema, todo se trata de la ejecución de éstas. Si los dos pueden discutir sin permitir que las cosas se pongan feas, lo están haciendo bien. Siempre es mejor conversar tranquilamente las cosas, si es que no quieres armar una batalla con tu pareja. Pelear o discutir es normal, incluso sano. Insultarse, tirarse cosas a la cara, ser físicamente violento, e incluir a otras personas no lo es.

 

2. Pueden comunicarse primero

 

Cuando tu relación ya es oficial debes tratar a tu pareja como tu otra mitad. Así debe ser cuando tengas que tomar decisiones que puedan afectar a tu vida en pareja, cuando pasa es natural que consultes la opinión de quien amas. Tampoco es que debas pedirle permiso para todo, pero si quieres salir un fin de semana en el que tu pareja quería verte es bueno que le consultes antes. Piensa que quizá te apenaría que tu pareja no pensara en buscar un espacio en su rutina para pasar contigo ese fin de semana, aunque sea por algunas horas. Básicamente, si estás por hacer un movimiento en tu vida y se te ocurre naturalmente el incluir a tu pareja en el proceso de toma de decisiones, tienes la actitud correcta: el compartir tu vida con alguien más.

 




3. El dinero no es un gran tema

 

El dinero siempre será tema, pues todos nos esforzamos para lograr obtener lo suficiente para vivir la vida que queremos. Sin embargo, el dinero no debe ser tema en tu relación, o al menos un gran tema. He tenido la fortuna de tener un equilibrio en este tema y ayudar a mi pareja cuando de problemas de dinero se trata, pues sé que él haría lo mismo por mí, y se lo agradezco tal cual lo hace conmigo. Ambos hemos estado en esa posición de tener mucho y de repente muy poco, y a pesar de que es emocionalmente agotador, ambos tenemos claro que el número presente en el recibo del cajero automático nunca será lo que te haga más feliz. Es agradable poder gastar un poco más para pequeños viajes el fin de semana, o una buena cena, pero si los dos tuviéramos que manejar el mismo auto por 15 años y considerar el carrito de completos como un lujo seguiría amando a ese hombre hasta el fin.




 

4. Pueden hacerse reír mutuamente

 

Este punto es totalmente importante. Si no existe sentido del humor entre ustedes se verán envueltos en una relación triste y estresante. La vida es dura, pueden pasar muchos eventos desafortunados y cuando estos ocurran necesitarás a alguien que pueda reírse al respecto junto a ti. Si los dos no están riendo como locos al estacionarte al frente del peor hotel que has visto, te deseo suerte, la necesitarás.

 




5. Se admiran mutuamente al mismo nivel

 

Si ella o él tiene mejor trabajo que tú, o viceversa, y el orgullo te invade es porque de verdad amas a tu pareja. La admiración es uno de los pilares fundamentales para que una relación funcione y dure a lo largo del tiempo. Si admiras y celebras los logros de tu pareja vas por buen camino; si envidias su felicidad y esperas que no siga obteniendo éxitos, entonces deberías pensar en buscar otra persona.

 

6. Hay respeto entre los dos

 

Todas hemos salido con alguien que era genial, pero siempre estaba luchando para lograr lo que se proponía. Y eso ocurre siempre. Aunque quiera ser músico, pero haya estudiado otra carrera y toque la guitarra cuando quiere; o le guste escribir en sus ratos libres, pero no crea en su propio talento, tú debes hacerlo. Respetar los anhelos y sueños de tu pareja es importante, sobre todo si lo que más quieres es su felicidad. Si confías en su talento y lo incitas a aspirar a más, entonces tu relación será duradera y te llevarás una gran alegría cuando tu pareja logre cumplir lo que tanto espera.

Dar mimos a alguien es una actividad espectacular. Normalmente requiere de una linda y cómoda cama. Estás con una persona que quieres y probablemente hay una televisión cerca. Y cómo no mencionar que siempre da paso a tener relaciones o a dormir.

 

Por esta razón no entiendo por qué ser cariñoso tiene una connotación tan femenina. Hay muchos hombres que dejan de hacerlo por esto mismo. Quizás cuando se den cuenta de que los mimos traen una cantidad de diferentes beneficios para la salud, dejarán de ser anti-mimos. Aquí va un listado de 5 razones porque cada hombre debería ser más mimoso:




 

1. Ayuda a mantener relaciones duraderas en el tiempo

 

De acuerdo con un estudio realizado por ABC News, los mimos son vitales para cualquier tipo de relación de largo plazo. Estadísticamente los hombres tienen más satisfacción sexual que las mujeres. Sin embargo, está comprobado que el cariño mejora el reporte de satisfacción sexual en las mujeres, y en ese proceso, aumenta la felicidad de los hombres.

 

La razón de esto se resuelve por medio del “acariciar”. Una excelente forma de combatir los malos estados ánimo o la infelicidad es por medio de ser acariciado por un ser querido, según dice la psicóloga Aline Zoldbrod, que también explica que cuando un ser querido te acaricia uno está más dispuesto a tener intimidad con esa persona, y “las parejas que se preocupan de tener intimidad son más felices”.

 

2. Baja la presión arterial

 

Cada vez que tienes contacto humano, tu cuerpo crea “oxitocina”. La oxitocina es un “químico del cerebro” que tiene diferentes propósitos, los cuales son todos extremadamente beneficiosos.

 

De acuerdo a nuestros amigos de Good Men Project, bajar la presión arterial es uno de ellos. Cada vez que tocas o abrazas a alguien y tu cerebro genera oxitocina tu cuerpo va a responder dejando atrás esa mentalidad de lucha que uno tiene cuando está estresado.

 

Antes de contarle a tu papá que destrozaste su auto, no olvides darle un fuerte abrazo.



 

3. Te hará más feliz

 

Como mencioné antes, mimar puede mejorar la satisfacción sexual en las mujeres. Lo que no se ha mencionado, es cómo la mejoría de la satisfacción sexual de las mujeres mejora la felicidad de los hombres. Los hombres reportaron que su felicidad aumenta proporcionalmente con más abrazos y besos con sus parejas. Los periodos largos de besos y abrazos, ayudan a que las mujeres tengan orgasmos más fácilmente y en ese proceso hacen a sus hombres más felices.

 



4. Te ayuda a comunicarte mejor

 

El cariño va a permitir que tengas una mejor comunicación con tu pareja por muchas razones. Primero -y las más obvia— estar acostados juntos en una cama por un tiempo largo va a hacer que tengas más tiempo para conversar de esas cosas que pueden ser incómodas o que te pueden preocupar.

 

Los mimos incentivan una forma de lenguaje corporal que las palabras no pueden sustituir. Algunas cosas, como abrazar a un ser querido, demuestran un nivel más auténtico de empatía.

 



5. Te llevará a tener más relaciones íntimas

 

Estés o no en la cama, el contacto humano hace que tu cuerpo produzca y libere la hormona dopamina, la cual es un afrodisiaco natural y se puede ver como algo que aumenta la libido.

 

Es importante dejar claro que el cariño no siempre te lleva al sexo. De todas maneras, estoy segura que el  hecho de estar acostados juntos mimándose pueda dar pie para algo más.